Seguir

Rediseño de asignatura

 

El proceso de rediseño de curso, que corresponde a la segunda fase del programa de Formación Docente para la incorporación de TIC,  parte de una reflexión acerca de la propia práctica del docente, para luego iniciar un seminario presencial de pedagogía y los talleres de refuerzo necesarios en temas críticos, que hasta la fecha han sido: competencias, objetivos y evaluación. Cada docente trabaja con el equipo de ÁVACO, en promedio cuatro horas semanales, y recibe asesoría permanente durante un semestre. Esta metodología de apoyo se realiza hasta que  la asignatura, objeto de rediseño, queda en la plataforma Moodle, con las 16 semanas que  conforman un semestre. El rediseño, se entiende como un proceso permanente, en el sentido que el docente una vez complete el ciclo de formación se vuelve bastante autónomo para seguir modificando su asignatura y siempre contando con ÁVACO que se constituye en un sistema de apoyo docente permanente para la incorporación de TIC.

 
El rediseño sigue una metodología específica ya validada que cuenta con cinco grandes momentos. En un primer momento, el docente con el apoyo del área disciplinar al cual pertenece, define las grandes ideas de su asignatura, entendiendo estas, como las grandes unidades temáticas. En un segundo momento, el docente define con el apoyo del grupo pedagógico de ÁVACO los entendimientos perdurables que hacen parte del desarrollo de cada una de las grandes ideas identificadas. En un tercer momento, el profesor trabaja en torno a las competencias necesarias a desarrollar y los objetivos pertinentes para guiar all estudiante a lograr los entendimientos perdurables. En un cuarto momento define las estrategias didácticas y las actividades. Y, en un quinto momento, incorpora las TIC que sean necesarias de acuerdo al uso pedagógico de las mismas con el apoyo del grupo de tecnologías del Centro de Innovación Educativa. En un sexto momento, con la asignatura rediseñada en papel para las 16 semanas, el docente trabaja con el equipo del área de Diseño y Comunicación hasta que el curso quede montado en la plataforma.

 

La metodología para el desarrollo del rediseño,  se puede observar en el siguiente mapa conceptual.

Clic para una mejor visualización  

   Ejecución de la asignatura rediseñada.

La ejecución de la asignatura rediseñada, constituye  la auténtica evaluación del trabajo, porque ésta, es  puesta a consideración de los estudiantes durante un semestre regular; además, el mismo docente se autoevalúa y el Centro de Innovación Educativa ÁVACO, le realiza diversas visitas de observación, que periódicamente se comparten con el docente. La información obtenida en esta fase le permite al docente hacer las modificaciones necesarias a su asignatura. Hasta la fecha se ha realizado sólo una evaluación sistemática acerca de la percepción de los estudiantes en relación con los cursos rediseñados, la cual fue altamente positiva, aunque en el seguimiento que hace ÁVACO se ha evidenciado que los estudiantes, aunque son nativos digitales, tienen dificultades para aceptar el uso pedagógico de herramientas tecnológicas.

Para el desarrollo de esta etapa, la Universidad ha emprendido dos acciones que facilita que los estudiantes apropien las asignaturas rediseñadas.  La primera se centra en dotar a los estudiantes de primer semestre de la Universidad con un computador portátil con características que les permita el acceso a los contenidos académicos y a las herramientas tecnológicas incorporadas en el curso. A la fecha la Universidad, ha beneficiado con esta acción a 4.161 estudiantes. La segunda acción, se centra en la capacitación a los estudiantes acerca del uso de la plataforma de gestión de aprendizaje Moodle, en el momento que ingresan a la Universidad, en así como cada semestre se realizan, en simultánea, entre 8 y 9 talleres introductorios a Moodle. Esto ha permitido que los estudiantes sean más eficientes y activos en el uso de la plataforma Moodle. Para el primer semestre del 2014 se cuenta con 2085 estudiantes únicos activos en la plataforma distribuidos en 109 grupos.

   Asignatura modelo.

Una vez ejecutado el curso con estudiante, y de acuerdo a las observaciones realizadas por estos, la autoevaluación docente y las sugerencias de ÁVACO, el docente si lo considera necesario, acude al sistema de apoyo del Centro de Innovación y hace las modificaciones que se requiera a su asignatura. Una vez efectuados los cambios necesarios, se considera una asignatura modelo que tendrá una vida útil de aproximadamente dos años; siempre bajo la consideración que el rediseño es un proceso permanente y no un evento. 
En todo el proceso de rediseño el profesor cuenta no solo con la asesoría de pedagogos, ingenieros, comunicadores y diseñadores de ÁVACO, sino también con la posibilidad de compartir sus dudas, sugerencia y experiencias por medios de los medios de comunicación de apoyo como ÁVACO/News y ÁVACORED.